Decídete a Exportar

México y sus empresas exportadoras han tenido excelentes socios en el extranjero. Nuestra ubicación geográfica facilita la logística con diferentes países y continentes en el mundo. México tiene una amplia red de tratados de libre comercio, sumando 46 los firmados. Actualmente el comercio exterior de México representa 63% de nuestro PIB, en comparación con 1994 que era de 27%.

 

Hoy en día para realizar comercio exterior el tamaño de la empresa no es tan significativo, lo que se debe de asumir son los compromisos, investigaciones y exploraciones hacia nuevos mercados.

Es por eso que es importante que los empresarios exportadores estén atentos a las diversas señales que se les presenten en el mercado, y aun mas cuando se expande a un nuevo mercado, se tienen que analizar las tendencias, los requisitos, certificaciones, especificaciones del transporte, entre otros. 

 

Es importante decir que con las exportaciones crece el mercado potencial, pero también aumentan los competidores, exigencias de calidad y el precio del producto.

 

Algunas de las razones por las que los mexicanos deben exportar:

  • México se ha apuntado a ser el principal país exportador de América Latina
  • Es la decimoquinta nación exportadora a nivel global 
  • Se pronostica que para el 2050 sera el sexto exportador (ProMéxico)

Ventajas que los empresarios tienen al exportar

  • Mejora la imagen de la empresa
  • Acceso a nuevos mercados
  • Reducen los costos por mayor volumen de ventas
  • Mayor estabilidad financiera 
  • Menores riesgos por variaciones de la demanda interna

 

Errores más comunes cuando se exporta

  • Trabajar con suposiciones
  • Entrar a la actividad de exportación por casualidad, no por estrategia
  • Desconocer la cultura de los negocios
  • No hacer una investigación sobre las tendencias de moda
  • No hacer caso de todos los imprevistos que genera una entrega tardía
  • No contar con una estrategia de precio
  • No dimensionar los compromisos
  • Cotizar sin tener cuenta del detalle
  • Olvidar el tiempo empleado en la curva de aprendizaje
  • Inadecuado manejo del aspecto de exclusividad